Sistemas de retención infantil (I)

SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL (I)

¿Por qué debemos utilizarlos?

Los sistemas de retención infantil, en sus distintas modalidades, constituyen la mejor protección que puede llevar un niño cuando viaja en un vehículo. Estos sistemas no sólo son muy recomendables, sino que además son obligatorios.

El uso de los sistemas de retención infantil reduce el 75% de las lesiones producidas. Según los datos de la DGT, los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte entre los menores de 14 años, y el 40% de los niños fallecidos no llevaba ningún sistema de protección. Así pues, usar los sistemas de retención infantil, no sólo va a reducir los siniestros, sino que va a evitar el 90% de las lesiones.

 

Sistemas1

Lesiones frecuentes en los niños

Cuando se viaja con niños, siempre se debe extremar las precauciones, pues estos siempre serán los que resulten peor parados en caso de un accidente.

 

 

  • Lesión de cuello – Niños de hasta 2 años, por el tamaño de la cabeza respecto al resto del cuerpo, y la fragilidad de su columna vertebral.
  • Lesión de cabeza – Niños entre 2 y 4 años, pues las vértebras no so sufriente fuertes para soportar desaceleraciones fuertes. Éste tipo de lesiones suele ser el más grave.
  • Lesiones de abdomen – Niños de 4 a 10 años, pueden sufrir hemorragias internas o una lesión abdominal, ya que los órganos no se encuentran suficientemente fijos a la estructura muscular.

 

Normativa

  • En todos los casos, los sistemas de retención infantil deberán estar homologados y debidamente adaptados a la talla y peso del menor que los va a utilizar.
  • Los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante.
  • Vehículos de hasta nueve plazas. Los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar sistemas de retención infantil, debiendo situarse en los asientos traseros. Excepcionalmente podrán ocupar el asiento delantero, siempre que utilicen sistemas de retención infantil, en los siguientes casos:
    • Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
    • Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm.
    • Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infanti
  • En los vehículos de más de nueve plazas. El conductor, el guía o la persona encargada del grupo, a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas colocados en lugares visibles de cada asiento, informará a los pasajeros de la obligación de llevar abrochados los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

siete − 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR