Control de velocidad y detención

Frenada

CONTROL DE VELOCIDAD Y DETENCIÓN DE UN VEHÍCULO

     El frenar un vehículo y poder llegar a detenerlo en un espacio determinado va a depender de su velocidad y del peso que ese vehículo tenga.

Es claro comprender que nos supondría menos esfuerzo detener un carro de la compra que se dirigiera hacia nosotros a una velocidad de 20 km/h que un camión de 5.000 kg que se nos echara encima a esa misma velocidad. Bueno.. en este segundo caso mejor sería salir corriendo.

Todo ello es porque un objeto en movimiento, de acuerdo con su peso y velocidad, desarrolla una energía que es la que hay que disminuir y llegar a anular en caso necesario. Esta energía es la que conocemos con el nombre de energía cinética.

Su fórmula es la siguiente: Ec= 0,5(m)V2, siendo m= masa (peso en kg.) y V = velocidad en metros por segundo. De donde deducimos que Energía cinética es igual al peso en kilogramos dividido por 2 y multiplicado por el cuadrado de la velocidad en metros por segundo.

Cuando hablamos de velocidad normalmente siempre lo hacemos en kilómetros por hora, pero sería muy interesante que siempre la supiésemos transformar a metros por segundo, sencillamente porque los peligros que realmente nos afectan y nos deben preocupar se encontrarán a metros de distancia y porque nuestra capacidad de reacción  ante estos mismos generalmente va a ser de 1 segundo.

¿Por qué duplicando la velocidad, sin embargo, no se duplica la distancia de detención, sino que se alarga mucho más? Es como consecuencia de esa energía cinética que se produce y que hay que anular.

Veamos un ejemplo: Un vehículo de 1.600 kg. que circula a 40 km/h ¿cuál es su energía  cinética?: Esta velocidad en metros por segundo es 11,11 por lo que la fórmula será:

Ec = 0,5 (1.600) x (11,11)2 ; 800 x 123,43. Resultado: 98.745,68

Este mismo vehículo circulando a 80 km/h: Velocidad en metros por segundo 22,22

Ec = 0,5 (1.600) x (22,22)2 ; 800 x 493,73. Resultado: 394.982,72

Está claro que habiéndose doblado la velocidad, la energía cinética se ha cuadruplicado, lo que motivará que la distancia de detención también sea cuatro veces mayor, así que si para detener el vehículo a 40 km/h se precisaran unos 15 metros, para lograrlo a 80 km/h se recorrerían unos 60 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

seis + 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR